DESINFECTANTES

Aprende a desinfectar cualquier superficie

La desinfección constante de las superficies, lugares y objetos  cómo medida de bioseguridad para la reapertura de establecimientos es obligatoria, pero es una práctica que debería convertirse es algo más común para brindar una experiencia más completa en cuanto a cuidado, protección y seguridad de nuestros clientes y hacer de nuestros negocios lugares sanos, limpios y que reciban con los brazos abiertos a las personas de manera segura

¿Debo usar productos diferentes para distintas superficies?

Cómo ya explicamos en post anteriores, la desinfección de cualquier espacio debe venir acompañada previamente por la tarea de limpieza del mismo, pero, ¿cómo saber si estamos desinfectando correctamente las superficies y lugares?, para ayudarte a responder esta pregunta, te traemos una guía rápida para entender qué productos y cómo usarlos en distintas superficies.

¿Qué producto debo usar en cada superficie?

Puedes seguir las siguientes recomendaciones al momento de desinfectar distintas superficies:

Superficies sinteticas:

Estas recomendaciones son para superficies de características plásticas, sintéticas o laminadas. Para comenzar se debe quitar cualquier grupo de mugre o polvo visible con una escoba o trapo, luego hacer limpieza con una solución de agua y jabón bien sea con un paño, trapero o mopeador, acá podemos utilizar jabones especializados para mejores resultados como lo es el jabón antiestático para superficies plásticas.

posteriormente debemos quitar los excesos de jabón con agua y de esta forma habremos terminado la parte de limpieza.

Ahora aplicaremos sobre la superficie una solución de 50 ml de Limpiador Desinfectante, a base de sal de amonio,  en 500 ml de agua, si se aplica otro tipo de desinfectante como por ejemplo uno a base de hipoclorito, el piso sintético puede sufrir daños irreparables.

Superficies duras:

Dentro de este grupo de superficies están las baldosas de granito, marmol y demás piedras. para estas superficies el procedimiento es similar que el anterior, primero se debe quitar la mugre visible, luego viene la etapa de limpieza con la diferencia que para las superficies de piedras existen distintos tipos de jabones especializados como por ejemplo el jabón neutro para el cuidado del mármol.

Seguido viene el proceso de desinfección, el cual  se logra con desinfectantes hechos a base de amonio cuaternario ya que su pH neutro no daña estas superficies delicadas. De aplicar otro tipo de desinfectante, como lo podría ser uno a base de peróxido o hipoclorito, se puede sufrir una pérdida de color, daño en la textura o daño total de la superficie.

Superficies metálicas y cerámicas:

En las superficies de metal y cerámicas como la loza o insumos de cocina, puede aparecer grasa acumulada, en estos casos se debe usar un desengrasante especializado para arrancarla de raíz de manera eficaz en la etapa de limpiado.

Posteriormente se procede a desinfectar, para las cerámicas la mejor opción son los desinfectantes a base de hipoclorito cómo el blanqueador desinfectante, para las superficies metálicas lo correcto es utilizar un producto con base en sal de amonio. En ambos casos se debe aplicar una mezcla de 50 ml de desinfectante  por cada 500 ml de agua. Recalcar que por ningún motivo se debe usar hipoclorito sobre superficies metálicas, ya que este provoca que se corroan y se dañen.

Telas:

Muchas veces pasamos por alto que la ropa y las telas también se llenan de microorganismos, por ende estos deben pasar por un proceso de desinfección.

En estos casos es recomendado hacer lavados independientes separando la ropa blanca de la de color, ya que los desinfectantes que funcionan para la ropa blanca no funcionan en la de color.

 

En lavadora, las prendas blancas suelen lavarse a temperaturas entre los 60°C y los 90°C, mientras que las de color a 30°C o 40°C, este procedimiento se debe verificar previamente leyendo las instrucciones de uso en las etiquetas de cada prenda, luego se vierte una cantidad del detergente Azul Rey o el de su preferencia dependiendo de la cantidad de agua utilizada; y también en la ranura para colocar productos adicionales que tiene la lavadora se debe colocar el desinfectante adecuado, para ropa blanca, el blanqueador desinfectante a base de hipoclorito es el indicado, mientras que para la ropa de color el blanqueador ropa color a base de peróxido es el ideal para resaltar los colores de la ropa.

Para resumir:

Superficies sintéticas: Se limpian con jabón anti-estático y se desinfecta con Limpiador Desinfectante a base de sal de amonio.

Superficies duras: Se limpian con jabón neutro y se desinfecta con desinfectantes hechos a base de amonio cuaternario.

Superficies metálicas o cerámicas: Se limpian con desengrasante y se desinfecta con desinfectantes a base de hipoclorito  para las cerámicas y a base de amonio para las metálicas.

Telas: Se limpian con detergente multiusos y se desinfecta con blanqueador ropa color.